Casa Pérez-Pallares Guarderas

Fachada principal de la Casa Pérez Pallares.
Imagen: Google Strret View (febrero de 2015).

Dirección: calle Piedrahita y avenida 6 de Diciembre
Sector: Alameda-Ejido
Año de construcción: 1933
Arquitecto: Leonardo Arcos Córdova
Estilo: art deco
Premios: patrimonio de la ciudad
Uso actual: oficinas


Historia

Alfonso Pérez Pallares.
Imagen: Diario El Comercio.
La casa se encuentra en el sector de la Asamblea Nacional, entre los parques Alameda y Ejido, que se pobló recién en la primera década del siglo XX, pues la zona aparece por vez primera en el año 1914 sobre un plano ordenado por el intendente de policía Antonio Gil para uso de esa entidad. Por aquel entonces este constituía el límite más septentrional de la ciudad urbana, ya que más allá sólo se extendía el campo de El Ejido.

Cuando el predio fue adquirido por Alfonso Pérez Pallares en el año 1930, este se encontraba sobre la carrera Urrutia (actual calle Piedrahita) y la avenida 9 de Octubre (actual 6 de Diciembre), y era parte de las cuatro manzanas que conformaban la llamada ciudadela Urrutia, pues había sido lotizada y urbanizada por aquella familia.

Proveniente de una familia aristocrática, Pérez Pallares llegó a ser alcalde de la ciudad en el año 1948, además de presidente del Quito Tenis Club (unido por su gestión al Quito Golf Club) y de la fundación de ayuda social que hasta la actualidad lleva sus apellidos y que por años funcionó en el edificio homónimo de la Plaza Grande. 

Casado en el año 1925 con Fabiola Guarderas Jijón, Alfonso tenía una gran familia de seis hijos, por lo que con los continuos nacimientos de los niños se vio en la necesidad de buscar una cómoda vivienda de amplios jardines que albergara a tan numerosa prole. Es así como en 1933, tres años después de adquirir el terreno, contrató al arquitecto Leonardo Arcos Córdova para levantar su nueva vivienda con ese estilo art deco tan poco usual para la ciudad de la época, pero que con el tiempo se volvería muy popular.

Los Pérez Pallares abandonaron la vivienda en la década de 1970, cuando el sector terminó de tugurizarse y llenarse de oficinas tras la inauguración del Palacio Legislativo en 1960 y posteriormente también del Palacio de Justicia, ambas entidades ubicadas apenas cruzando la calle Piedrahita. Sin embargo, la estratégica ubicación de la casa sirvió para que esta nunca cayera en el abandono, y fue arrendada durante las dos siguientes décadas.

En la década de 1990 la casa fue sucursal de una entidad financiera, y cuando esta quebró tras la crisis bancaria de 1999 fue utilizada como bodega. A mediados de la década de 2000 se convirtió en sede del Colegio de Abogados de Pichincha, que son sus propietarios actuales.

Arquitectura

La Casa Pérez-Pallares Guarderas constituye uno de los más tempranos exponentes de la arquitectura moderna que se levantaron en la ciudad de Quito, mucho antes del boom de estas corrientes que vivió la urbe entre las décadas de 1950 y 1970. Tanto gustó al dueño este estilo, que lo utilizó también en el edificio de su fundación de ayuda social, ubicado en la esquina nororiental de la Plaza de la Independencia.

El arquitecto Arcos apostó por un lenguaje art deco, de moda en Estados Unidos y que destaca las figuras geométricas junto a líneas rectas y limpias que alcanzan una proporción escultórica en los remates. La estructura es de volumetría simple y compacta, sin los tradicionales patios centrales de la arquitectura andaluza que primó siempre en los edificios quiteños hasta entonces.

Destacan los grandes ventanales, una novedad para la época, que permiten espacios interiores bien iluminados y cálidos. La torre esquinera, que alberga la escalera, es quizá el elemento más representativo de la casa y el que le confiere mayor carácter visual. Los trabajos en hierro, también de la corriente art deco, se encuentran presentes en los balcones y la terraza.

En la década de 1990 se realizaron cambios internos para adaptar la casa a los usos de la entidad bancaria que la ocupó, incluido el cambio del cerramiento perimetral original por uno que permitiera ver la estructura desde la calle. En la década de 2000 se colocó fuera del predio una escultura de bronce que recuerda al político Jaime Hurtado, el primer diputado afrodescendiente del país, que murió asesinado en el año 1999.

Galería

Vista general del conjunto.
Imagen: google Street View (2015).

Detalle de del volúmen esquinero de la casa
Imagen: Google Street View (2015).

Fachada lateral de la casa
Imagen: Google Street View (2015)

3 comentarios:

  1. No solamente esa casa, sino el edificio Perez Pallares, que está junto a esta casa, del Arq. Oswaldo de la Torre,son muestra indiscutible de la calidad arquitectónica que pasa desapercibida en la ciudad.

    ResponderEliminar
  2. ME PREGUNTABA CUYOS DUEÑOS FUERON?

    GRACIAS X EL DATO. FRIEND!YY.

    ResponderEliminar
  3. Muy lindos recuerdos para mucha gente que se pueda acordar no solo de la casa donde vivia esta linda familia...

    ResponderEliminar