Casa Alcívar (Residencia Castro-Segovia)

Fachada de la casa, hacia la calle Manuel Larrea. Imagen: Google Street View (2014).

Dirección: Manuel Larrea, entre Checa y Riofrío

Sector: Ciudadela Larrea (Ejido)
Año de construcción: circa 1935
Arquitecto: desconocido
Estilo: art nouveau
Premios: -
Uso actual: residencial


Historia

La casa fue construida en la década de 1930 para el banquero guayaquileño de ascendencia manabita Alberto Alcívar Destruge (1901-1963), casado con la aristócrata quiteña Amalia Páez Jijón, y que fue presidente del Banco Central del Ecuador entre 1940 y 1944, durante el Gobierno de Carlos Alberto Arroyo del Río. Su hermano Luis Alcívar Destruge fue un destacado médico cirujano, jefe del Hospital Civil de Quito (actual H. Eugenio Espejo) y presidente de los clubes Pichincha y Rotary.

Los Alcívar descendían de una importante familia manabita, pues su padre Luis Alcívar Vásquez había sido tesorero de Hacienda; su abuelo materno, Alcides Destruge Maitín, había llegado al país como Cónsul General de Venezuela y también ejerció el cargo de representante del Reino de Italia ante el Ecuador; mientras que su bisabuelo materno-materno fue el comandante independentista Juan Illingworth.

El 29 de agosto de 1944 Alberto Alcívar fue detenido por conspirar contra el Gobierno de José María Velasco Ibarra, otros implicados en el caso eran el adinerado empresario textilero Oscar González Artigas, los hermanos Rafael y Luciano Almeida Borja y el general retirado Aurelio Baquero. Es de suponer entonces que en aquella época la casa habría albergado importantes reuniones al respecto.

Augusto M. Castro (de pie, izquierda) y María Luisa Segovia
(sentada, segunda izquierda), en una fotografía tomada circa
1950 y conservada en la casa. Imagen: propia (2017).
La casa fue adquirida a finales de la década de 1960 por Augusto M. Castro, propietario de la tradicional Joyería Castro que había sido fundada en 1936 sobre la calle Chile, a una cuadra del Palacio de Carondelet, y después se trasladó a la esquina norte del famoso "Portal de Salinas", que era como se conocían a los almacenes ubicados en los bajos de las casas del frente oriental de la Plaza Grande, que hoy ocupa en su totalidad el Municipio.

A mediados de la década de 1960 la joyería se trasladó a la esquina de la avenida 10 de Agosto y Checa, y posteriormente a esta casa  del barrio Larrea, misma que compartía las funciones comerciales con las de residencia de Castro y su esposa, María Luisa Segovia, fallecida en el año 1989. Tras la muerte de don Augusto en 1992, la joyería pasó completamente a manos de su hijo Jaime, quien la trasladó al Centro Comercial El Bosque y de allí expandió la marca por otros sectores de la ciudad.

Desde 1997 reside en la casa otro de los hijos de Augusto Castro, de nombre Juan, que ha convertido los espacios del inmueble en un verdadero museo privado, lleno de memorias familiares y los más variados y curiosos objetos que se puede imaginar: desde muebles de época y cuadros con variopintas historias, hasta cabezas de alce disecadas y una extraña piedra con una diminuta imagen de la Virgen del Carmen pintada al temple.

Arquitectura

Detalle del primer salón. Imagen: propia (2017).
La casa ocupa casi la totalidad de un terreno con poco frente hacia la calle Manuel Larrea, pero que se extiende hacia atrás de manera rectangular, rodeada por un angosto jardín que recorre los linderos sur y occidental. Su disposición sobre la línea de fábrica (es decir directamente sobre la acera), modelo tradicional del Centro Histórico, se conjuga con otra residencias vecinas de la misma época en las que se empezó a usar los jardines con amplios retiros.

La fachada se organiza en dos niveles y mezcla el lenguaje neoclásico con fuertes elementos del art nouveau. El primero se aprecia sobre todo en el almohadillado del nivel bajo y en las columnas decorativas jónicas del superior y el remate con forma de concha que corona el edificio; mientras que el segundo se hace evidente en la marquetería de puertas y ventanas, además de la totalidad de los interiores.

El acceso se realiza directamente desde la calle a través de una puerta ubicada al medio del conjunto, que lleva a un largo corredor que recorre la totalidad del inmueble hasta lo más profundo del terreno, y en cuyos lados se van abriendo los distintos ambientes del área social de la residencia, siendo los más llamativos los ubicados del lado sur. El primero de los salones, con vista hacia la calle, presenta paredes tapizadas de seda con motivos florales y enmarcadas en madera caprichosamente tallada que forma paneles en la mitad superior.

El salón de la chimenea, visto desde la galería
del piso superior. Imagen: propia (2017).
Inmediatamente después se accede a un salón de doble altura desde el que se puede observar directamente a la galería del segundo piso, lo que permite a su vez el paso de la luz natural que inunda el espacio. Los puntos centrales de esta sala son el piso ajederezado de cerámica y una alta chimenea enmarcada por elementos decorativos de yeso exageradamente trabajados, típico del art nouveau, y en cuya parte alta se encuentra la letra "A", del apellido del primer propietario de la casa.

A continuación se accede por una puerta de barrotes torneados de madera, hoy clausurada, al espacio que corresponde al comedor, el único que aún es usado con fines sociales. Las paredes paneladas en madera de este espacio se conjugan con los frescos de vides que enmarcan el techo, probablemente trabajadas por Víctor Mideros. Un espacio separado y más pequeño, pero dentro del mismo comedor, recuerda a las decoraciones mudéjares de los templos coloniales, con las paredes bajas cubiertas por cerámica, mientras que la parte alta y el techo por arabescos dorados.

La cocina se encuentra al final del gran corredor y corresponde a la tipología clásica de la época, con la concepción de vista hacia el estrecho jardín sur. Por su parte, los espacios del lado norte del corredor no presentan mayor decoración y han sido utilizados como talleres de la época en la que la joyería Castro funcionó en el inmueble. Sin embargo, es de destacar el baño social, seguramente una novedad de la época, que ubicado en la esquina noroccidental se desarrolla en un espacio de gran tamaño con piso de cerámicas estilo Illinois y una gran bañera de la misma factura.

La antigua habitación principal, hoy un museo privado.
Imagen: propia (2017).
El acceso al piso superior se realiza por una escalera de dos cuerpos que se ubica precisamente frente al salón de la gran chimenea, por lo que al alcanzar el piso superior se abre hacia la galería con antepecho de moriscos trabajados en madera a modo de balcón hacia el nivel inferior. De lado derecho se encuentra una gran terraza y las ventanas que permiten el paso de luz natural.

La habitación principal, de gran tamaño, es la única que ocupa este nivel y ha sido convertida por el actual ocupante del inmueble en un gran museo de recuerdos familiares y curiosidades que ha adquirido con los años. Del lado norte se encuentra una puerta, hoy clausurada, que da paso a otra habitación mucho más pequeña que antaño seguramente sirvió como antecámara o budoir de la recámara principal, pero que hoy exhibe una cama perteneciente a la nodriza de José María Velasco Ibarra.

Un amplio y elegante baño privado también se encuentra en este nivel, con paso disimulado a lo que fuera la antecámara. El piso de cerámica repite un patrón de tejido de estera, mientras que la batería sanitaria y la bañera son del tradicional estilo de la fábrica de cerámica de Illinois.

Galería

Si desea observar más imágenes de la casa, favor ingresar a ESTE LINK (Flickr).

Referencias

  • Castro Segovia, Juan (propietario). Entrevista personal realizada el 15 de agosto de 2017.
  • Garaycoa Taylor, Deyda. "Alberto Alcívar Destruge". Árbol genealógico de Lorenzo Garaycoa Raffo, Geneanet.
  • Hoyos, Melvin (14 de agosto, 2016). "Las sábanas, los inolvidables billetes de nuestros padres y abuelos". Guayaquil: Memorias Porteñas.
  • Dávalos H., Ángel Alberto (2000). "Quito: significado y ubicación de sus calles", p.15. Quito: Ediciones Abya-Yala.
  • "Ecuador seizes two Spaniards in revolt plot" (en inglés). The Chicago Tribune, publicado el 30 de agosto de 1944, página 13.
  • "Nuestra historia". Página web de Joyería Castro. Recuperado de http://www.joyeriacastro.ec/historia.html el 22 de agosto de 2017.