Buscar en Los ladrillos de Quito

Edificio Banco Central del Ecuador

Edificio del Banco Central del Ecuador, visto desde el parque La Alameda.
Fuente: Ecuavisa.

Dirección: avenida 10 de Agosto, entre Gral. Briceño y Carlos Ibarra
Sector: La Alameda
Año de construcción: 1963 - 1968
Arquitecto: Ramiro Pérez Martínez
Estilo: internacional (racionalista)
Premios: premio Ornato 1968
Uso actual: estatal


El edificio del Banco Central del Ecuador, ubicado en el sector de La Alameda, constituye una de las estructuras gubernamentales más icónicas del siglo XX en el país, y su ubicación entre la ciudad vieja y la nueva también adquiere relevancia como parte del crecimiento urbano de la ciudad hacia el norte, dejando atrás los siglos de encierro en el Centro Histórico.

Historia

En lo que respecta al actual terreno que ocupa el complejo del Banco Central del Ecuador (que además del edificio incluye la plaza y parque La Tolita), en 1763, el sacerdote veneciano Juan Domingo Coleti señala en su obra descriptiva de Quito que habría una casa en la esquina suroccidental, es decir donde hoy se encuentra parte del parque, y que habría sido la única de la calle.

Sin embargo y por razones desconocidas, en el plano de la ciudad levantado por Gualberto Pérez en 1888, la casa descrita por Coleti ya no aparece, pero sí existía otra en la esquina suroriental de la cuadra, que alrededor de 1894 habría pertenecido a Manuel Cornejo y tenía su ingreso por la calle Briceño, además de tiendas hacia la Guayaquil (actual avenida 10 de Agosto).

En lo que se refiere a la parte central y sur del terreno, se sabe que en 1892 era una finca que fue adquirida por el italiano N. Santoliva, horticultor que había llegado al país poco tiempo antes para modernizar las plantaciones frutales en las haciendas de Gabriel Álvarez, en el valle de Patate. Aquel año tanto él como su compañero francés, Enrique Fusseau fueron convocados a Quito por el entonces presidente Antonio Flores Jijón, que deseaba convertir al paseo de La Alameda en un elegante jardín de estilo versallesco para la capital.

La finca de Santoliva poseía, además de la elegante casa, una acequia que surtía de agua a sus huertos personales, a unos baños públicos contiguos, e incluso a las fuentes de agua que instaló en La Alameda, así como a la laguna que se secaba en verano. Lamentablemente, el italiano fallecería poco tiempo después, dejando la propiedad en manos de sus herederos.

Finalmente, y después de una amplia brecha de tiempo en la que no existen datos de los predios, estos se unificaron de alguna manera y fueron adquiridos por el Estado a mediados de la década de 1950 con miras a emplazar allí algún edificio público, como se había sugerido en el Master Plan trazado para la ciudad moderna por el arquitecto uruguayo Jones Odriozola entre 1940 y 1945, y que buscaba crear un centro cívico alrededor de La Alameda y El Ejido para desaturizar el Centro Histórico.

El primer plano del edificio fue levantado en 1963 por el arquitecto ecuatoriano Ramiro Pérez Martínez cuando trabajaba para la mexicana Bank Building Corporation, empresa a la que el presidente Carlos Julio Arosemena Monroy encargó el proyecto, con los que se construyeron los cimientos y subsuelos ya cuando el país era gobernado por una Junta Militar encabezada por Ramón Castro Jijón, aunque después se paralizaron los trabajos.

Debido a la ampliación del número de empleados de la institución y la adquisición de más terrenos aledaños, en 1966 se solicitó un rediseño nuevamente al arquitecto Ramiro Pérez Martínez, que basándose en el anterior que se encontraba paralizado en su construcción, le confirió su aspecto actual y los trabajos empezaron nuevamente en 1967. El edificio fue inaugurado un año más tarde, durante la presidencia de Otto Arosemena Gómez.

La entonces nueva sede del Banco Central del Ecuador ganó el premio Ornato 1968, otorgado por el Municipio de la ciudad, en la categoría edificios públicos. Durante largos años en el último piso de la torre funcionó el Museo Arqueológico del Banco Central, que después pasó a ocupar algunas salas del Edificio de los Espejos en la Casa de la Cultura Ecuatoriana, y que hoy constituye el fondo más importante de su tipo en el Museo Nacional.

Arquitectura

El edificio del Banco Central del Ecuador constituye el ejemplo mejor logrado de la arquitectura internacional de estilo racionalista en el país. Su articulación natural con el entorno del parque La Alameda a través de jardines y escaleras antes de ingresar al espacio público de los vestíbulos exterior e interior, fue una novedad en la implantación urbana de la ciudad.

La estructura, de 24.000 metros cuadrados, favorece la circulación vertical heredada del diseño original de la Bank Building Corporation, y los espacios zonificados de acuerdo a su funcionalidad, con amplias oficinas sin paredes y bien iluminadas por ventanería de techo a suelo.

La volumetría característica del estilo internacional se expresa en dos cajas bien definidas: la primera y de mayor presencia en fachada (subsuelo, planta baja y los dos primeros pisos), que constituye los espacios públicos y semi-públicos de la institución bancaria; mientras que la segunda caja, formada por la torre, se destina a las oficinas más privadas de la institución, con acceso restringido.

Para lograr el efecto visual tan icónico del edificio se utilizó piedra de los alrededores de Quito y mármol importado de Europa, logrando así una mayor percepción de los diferentes planos y volúmenes, que se suman al juego entre las superficies llenas y las acristaladas, así como a los detalles únicos del reloj público y la característica caligrafía dorada que anuncia el nombre de la institución que lo ocupa.

Referencias

  • Jurado Noboa, Fernando (2004). "Calles, casas y gentes del Centro Histórico de Quito", tomo I, pp. 29-30. Quito: FONSAL. ISBN 9978-92-348-9.
  • Andrade Marín, Luciano (2003). "La lagartija que abrió la calle Mejía", reedición. Quito: FONSAL, pp. 81. ISBN 9978-41-343-X.
  • Peralta, Evelia; Moya Tasquer, Rolando (2007). "Guía arquitectónica de Quito", pp. 298-299. Quito: Trama Ediciones. ISBN 978-9978-300-77-0.
  • "Banco Central del Ecuador". Organización Docomomo-Ecuador, catálogo digital.
  • Yépez, Andrea; Román, Karen; Benítez, Sebastián (2010). "Biografía de Ramiro Pérez Martínez". Quito: Domus Urbano.

1 comentario:

  1. Anónimo1/1/17 18:18

    BUENAS NOCHES PODRÍA PUBLICAR INFORMACIÓN SOBRE LA CASA DONDE FUNCIONA SECRETARIA DE GESTIÓN DE LA POLÍTICA DE ANTEMANO GRACIAS EXCELENTE BLOG

    ResponderEliminar