Bramante en la arquitectura de Quito


Pese a estar tan alejada de la Italia renacentista y sus diferentes expresiones artísticas, la pequeña villa quiteña del siglo XVI logró hacerse con un pedacito de la ostentosa arquitectura que embellecía la mismísima ciudad de los Papas: El Vaticano. Y es que en plena Cordillera de los Andes, aquella escalera cóncavo-convexa que precede al conjunto eclesiástico de San Francisco, en la plaza homónima, fue diseñada en base a planos que habían sido elaborados por el célebre arquitecto marchigiano Donato d'Angelo Bramante.

Bramante (Fermignano, 1443 - Roma, 1514) es considerado el más destacado arquitecto de su época en Italia, y desde que levantó la planta de la Basílica de San Pedro, también se convirtió en el favorito de los Papas para realizar trabajos en la ciudad del Vaticano, donde diseñó además otros espacios que conocemos hasta la actualidad.

Planos de una hermosa pero ya desaparecida escalera cóncavo-convexa ubicada en el gran nicho que unía los palacios pontificios con una pequeña villa de descanso (hoy parte del patio central de los Museos Vaticanos), llegaron hasta Quito antes que a ninguna otra ciudad del Nuevo Mundo, y al ser aplicadas por los franciscanos para salvar tan hábilmente el desnivel entre el atrio y la plaza, pronto se convirtieron en modelo a seguir por otras colonias españolas, e incluso para la propia Catedral quiteña.

Galería
Detalle de la escalera cóncavo-convexa de San Francisco.
Lugar que solía ocupar la escalera diseñada
por Bramante en la Ciudad del Vaticano.

Planta de la escalera diseñada por Bramante.

Alzada de la escalera diseñada por Bramante.

Retrato de Donato d'Angelo Bramante.

Referencias

  • Lorda, Joaquín. "Arquitectura Clásica", capítulo IV Grandes Iglesias: San Pedro de Roma. Navarra: Universidad de Navarra.

Entradas más populares de este blog

Mansión Granda Centeno

Basílica del Voto Nacional

Arquitectura Historicista en Quito