Monumento a fray Jodoco Ricke

Monumento a fray Jodoco Ricke, junto a la escalinata norte del templo de San Francisco. Imagen: EcuRed.

Dirección: calles Cuenca y Sucre, esquina (Plaza de San Francisco)
Sector: Centro Histórico
Año de construcción: 1932
Artista / arquitecto: Luis Mideros / Emilio Alzur Espinosa
Estilo: neoclásico con rasgos modernistas

Historia

El monumento original, el día de su
inauguración (1932). Imagen:
recopilación de Luis Azuero H.
El monumento fue ordenado en 1931 por el Municipio de Quito para rendir homenaje a fray Jodoco Ricke, sacerdote belga que llegó a Quito en 1534 y fundó el Convento de la Conversión de San Pablo, mismo que más tarde se convertiría en el de San Francisco que conocemos hasta la actualidad. Fue, además, el encargado de traer y sembrar las primeras semillas de trigo que crecieron en las tierras del actual Ecuador, así como de levantar la primera cervecería del territorio y propiciar el nacimiento de la célebre Escuela Quiteña de arte.

El trabajo fue comisionado al hábil escultor ibarreño Luis Mideros, hermano del también célebre pintor Víctor Mideros, y quien trabajó en el encargo a la par que esculpía la bellísima Puerta de La Circasiana que hoy se exhibe en el parque El Ejido, pero que originalmente fue el ingreso al palacio de los Condes de Casa Jijón, en la avenida 10 de Agosto y Colón.

La escultura fue inaugurada el martes 9 de Agosto de 1932, siendo colocada en la esquina noroccidental de la plaza de San Francisco, junto a la escalinata norte que da acceso al convento y al templo que siglos atrás fundó el mismo Ricke. La elección del lugar y la construcción del pedestal fueron encargadas a Emilio Alzur Espinosa, arquitecto de la Dirección de Obras Públicas del Municipio de la ciudad.

Tras una vandalización del monumento, la escultura original de Mideros debió ser cambiada por una copia de similares características, aunque se cambió el detalle de la capucha que cubría la cabeza del sacerdote, dejándolo sin ella para que se pudiera apreciar mejor el rostro.

Descripción

Luis MIderos trabajando simultáneamente en el friso de la
Puerta de La Circasiana (delante) y la escultura de Fray
Jodoco Ricke (detrás). Imagen: recopilación de Luis Azuero.
La escultura representa al sacerdote Jodoco Ricke ataviado en su sotana de franciscano, con el característico cordón anudado que cuelga de la cintura. Mideros lo presentó originalmente encapuchado, pero la versión actual prescindió de ese detalle para mostrar mejor el rostro del homenajeado.

Ricke aparece representado como el sembrador del primer trigo en las tierras del actual Ecuador, esparciendo la semilla que florecerá y tras la cosecha se convertirá en pan. Junto a él se encuentra el jarrón en el que se dice transportó estas semillas desde Europa, mientras contra su pecho sostiene un haz de espigas.

Mideros fue un hábil escultor que se destacó por su combinación del estilo neoclásico con los primeros rasgos del modernismo, por lo que sus obras suelen ser fácilmente identificables y con características propias como el detalle en rostros y formas de los cuerpos, pero acompañado de líneas más abstractas en las vestimentas por ejemplo.

Referencias

  • Azuero H., Luis (31 de enero de 2018). "La estatua de fray Jodoco Rickie".

1 comentario:

  1. Esta informacion es buena.Traten de poner todas las esculturas quiteñas posibles para que asi mas gente utilize estas pagina web. Gracias por la informacion de fray

    ResponderEliminar