La Patria

La Patria como fuente de agua en la Plaza Veintimilla (2018). Imagen: propia.

Dirección: avenidas Amazonas e Ignacio de Veintemilla, Plaza Veintimilla
Sector: La Mariscal
Año de construcción: 1934
Artistas: Luigi Cassadío, América Salazar, José Cadena
Premios: patrimonio de la ciudad
Uso actual: fuente pública de agua

Historia

La escultura de la Patria fue originalmente concebida como parte de otro conjunto más grande que se levantó en la Plaza de San Francisco entre 1934 y 1950: el Monumento a Federico Gonzáles Suárez. Este tenía como obvio punto focal la estatua del famoso arzobispo quiteño que hoy se encuentra en la Plaza Chica, pero también presentaba dos alegorías sobre los temas en los que basó su trabajo de vida, la religión como representación de su labor sacerdotal, y la patria por sus importantes aportes en la construcción de la identidad nacional mediante el estudio de la historia.

El Monumento completo a González Suárez en la Plaza de San
Francisco (circa 1945). La Patria se ubica en el pedestal del
lado izquierdo de la postal iluminada, del otro La Religión.
Imagen: recopilación de Santiago Duque Arias.
El autor que la Sociedad Artística Industrial de Pichincha escogió en 1933 para comisionarle el proyecto fue el italiano Luigi Cassadío, profesor de la Escuela de Bellas Artes. El artista concibió el conjunto en general, pero pidió a sus dos alumnas más destacadas que diseñaran las alegorías que acompañarían a Gonzáles Suárez, y es así como América Salazar y Germania Paz y Miño entran en escena, con La Patria y La Religión respectivamente.

Por la muerte del maestro Cassadío a inicios de 1934, ambas esculturas fueron talladas por José Cadena, otro de sus alumnos favoritos y el que mejor reproducía su estilo. Luego de la inauguración del monumento las alegorías lo acompañaron hasta inicios de la década de 1950, cuando fueron desmontadas, separadas y trasladadas a sus ubicaciones actuales.

La Patria pasó a convertirse en una fuente pública de agua que adornaría la Plaza Veintimilla, en el entonces exclusivo barrio de La Mariscal, mientras que La Religión fue trasladada al parque de Santa Clara de San Millán, donde se encuentra también hasta el día de hoy sobre un pedestal frente a la iglesia del sector.

Significado

Como ya se ha dicho, La Patria representa uno de los dos pilares del trabajo de vida del arzobispo Federico González Suárez, en este caso el amor por el Ecuador que profesó a través de sus escritos y estudios sobre historia nacional, llegando incluso a fundar la antecesora de la actual Academia Nacional de Historia.

José Cadena, quien talló la escultura
tras la muerte de Cassadío en 1934.
Imagen: recopilación de Luis Azuero.
Bajo este concepto, la figura de la Patria en sí misma es representada por una mujer de rasgos mestizos, típicos de la artista América Salazar, que se encuentra sentada, con pies descalzos y vestida con una túnica que ha caído sobre su regazo dejando los pechos al descubierto. En su mano derecha empuña una pequeña espada como símbolo de soberanía y libertad, aunque el brazo se encuentra abajo ya que la lucha por las armas siempre debe ser la última opción.

El brazo izquierdo sostiene un pequeño escudo circular con remaches en el que se aprecia el primer escudo de armas de la República, concebido por Juan José Flores en 1830, cuando Ecuador se separó de la Gran Colombia. Por otro lado, la mano elevada hacia el hombro sostiene un cóndor cuya posición sugiere que desea alzar el vuelo, y que como ave constituye el mayor símbolo del país e incluso de las batallas por la Independencia.

La escultura descansa sobre un pedestal cuadrado de aproximadamente un metro de alto, fabricado en hormigón y recubierto por piedra andesita. El mismo se encuentra a su vez al centro de un espejo de agua recubierto con cerámica azul que forma caprichosos juegos de agua cuando está encendida.

Galería

La escultura vista de frente.
Imagen: propia (2018).

La escultura desde el lado derecho.
Imagen: propia (2018).

Detalle del lado izquierdo de la escultura.
Imagen: propia (2018).


Referencias

  • El arte en Quito. (16 de diciembre de 1934). Diario El Comercio, II sección.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario