Palacio Peñaherrera

Imagen: mejorada de Google Street View (2015).

Dirección: 9 de Octubre y Marieta de Veintimilla
Sector: La Mariscal
Arquitecto: desconocido
Construcción: circa 1932
Estilo: historicista (neoclásico)
Premios: patrimonio de la ciudad
Uso actual: vivienda

Historia

El palacio en un plano de 1922, levantado por orden del
Gral. Rafael Almeida Suárez. Se destacan los edificios de
mayor relevancia de la ciudad de Quito.
El palacio actual se encuentra en parte de los terrenos que a inicios del siglo XX pertenecieron a la Hacienda San José, de la familia Fernández Salvador, y que en 1910 fue adquirida por los hermanos César y Carlos Mantilla Jácome para lotizarla y conformar la Ciudadela Colón.

Una gran parcela de terreno fue adquirida por Luis Antonio Peñaherrera Mantilla alrededor del año 1920, pues el palacio ya aparece construido en un plano de Quito levantado en 1922 por orden del Gral. Rafael Almeida Suárez, en el que se destacan las casas y edificios más relevantes de la época.

En el mismo plano de 1922 se muestra que el palacio abarcaba originalmente un gran terreno triangular, rodeado por la actual avenida 10 de Agosto al occidente, Colón al sur, 9 de Octubre al oriente, y finalmente la desaparecida quebrada de la Comunidad al norte, misma que al ingresar en la ciudad se hacía más angosta y moría al unirse con la de Alpallana en lo que hoy es el sector sur de la Plaza Argentina.

Un nuevo plano de Quito, esta vez del año 1928 y realizado por el entonces Servicio Geográfico Militar para el Mapa Topográfico del Ecuador, muestra que la propiedad ya había sido seccionada en tres predios, quedando el del palacio con su extensión actual más el de la casa que hoy podemos apreciar hacia el sur, y que fue vendido a la familia Gangotena alrededor de 1945. Desde entonces la extensión del terreno no ha variado.


Los Peñaherrera Perkins

Luis Antonio Peñaherrera, el propietario original del palacio, estaba casado con la dama estadounidense Argenta Perkins, era primo materno de los dueños de Diario El Comercio y estaba fuertemente vinculado a la élite política conservadora, llegando a ser Ministro de Gobierno y Embajador del Ecuador ante El Vaticano, este último ya en la década de 1960.

En 1932 Neptalí Bonifaz fue electo Presidente de la República, convirtiéndose en el primer conservador en ganar las elecciones desde que Eloy Alfaro había llegado al poder, y cuando el Congreso desconoció su triunfo dio inicio a la llamada Guerra de los Cuatro Días. Durante este episodio, y ya cuando todo estaba perdido para los conservadores, Peñaherrera huyó junto con otros compañeros a la Hacienda La Ciénega, y de allí regresó para refugiarse en su palacio.

Tras la muerte de Peñaherrera, el palacio fue heredado por su hija Argenta Peñaherrera Perkins, quien tras regresar de Italia cuando acabó la misión diplomática de su padre, trajo con ella el movimiento católico Focolare al que había pertenecido en sus años de residencia romana. Argenta se convirtió en la mejor reclutadora y principal benefactora del movimiento, llegando a donarles extensas propiedades rurales y cuantiosas sumas de dinero.

Argenta Peñaherrera vivió en el palacio hasta el año 2015, cuando falleció sin descendencia, por lo que sus posesiones fueron repartidas entre sus sobrinos. La propiedad que nos concierne en este artículo fue sucedida por uno de ellos, que vive en el extranjero y ha iniciado un convenio con el Instituto Metropolitano de Patrimonio para la recuperación del inmueble.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario