Antigua Dirección General de Estancos

Antigua Dirección General de Estancos. Imagen: Google Street View (2014)

Dirección: calles García Moreno y Rocafuerte, esquina




Sector: Centro Histórico
Arquitecto: Antonino Russo
Construcción: 1928
Estilo: ecléctico (neoclásico y art-nouveau)
Uso actual: comercio

Historia

El predio aparece ya ocupado en un mapa de la ciudad de Quito publicado en España el año 1734. Según un grabado de una procesión religiosa de la época, en el que aparecen tanto el Arco de la Reina como los edificios a ambos lados de la calle, la casa del predio que nos compete en este artículo habría tenido ya dos pisos y un balcón cerrado de estilo limeño en el frente de la García Moreno.

A inicios del siglo XIX la casa perteneció al español Simón Sáenz de Vergara, oidor de la Real Audiencia y padre de Manuela Sáenz, quien vivía aquí junto a su esposa Juana María del Campo Valencia y sus seis hijos legítimos. Además, también habría recibido a la misma Manuela Sáenz cuando fue niña, que pese a ser hija ilegítima, recibió el cariño y educación de su madrastra.

Coincidencialmente la casa de los Sáenz estaba en frente de la de los Aizpuru-Sierra, cuya hija Joaquina fue precisamente la madre de Manuela, y por esta vecindad es que seguramente la joven conoció y se enamoró del oidor Sáenz. Según cuenta Neptalí Zúñiga, debido a su lealtad con las autoridades españolas, la mañana del 10 de agosto de 1809 la casa de los Sáenz habría amanecido custodiada por un destacamento de soldados, y tras ser despojados de sus bienes la familia huyó a Guayaquil buscando el amparo del gobernador Cucalón.

A la derecha se aprecia la casa original que existía
en el predio, fotografía de alrededor del año 1900.
Imagen: Archivo Nacional de Fotografía - INPC.
En el plano de Gualberto Pérez (1888) la esquina consta como un solo predio junto a la casa contigua por la Rocafuerte, continuando así también en el mapa de Highley (1903). Para entonces, y según la fotografía del Archivo del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, la mansión seguía teniendo el mismo estilo arquitectónico y número de pisos, aunque habría desaparecido el balcón cerrado.

Al parecer la casa de la Rocafuerte se separó del predio esquinero entre 1905 y 1920, pues en 1922 ya aparece como independiente en el mapa que mandó a levantar el Gral. Rafael Almeida Suárez por el Centenario de la Batalla de Pichincha.

La casa original fue adquirida por el Gobierno de Isidro Ayora en 1926, y al año siguiente es ocupada por la recién creada Dirección General de Estancos (antecesora del actual SRI), que ordena su reconstrucción con tres niveles al arquitecto italiano Antonino Russo.

La obra fue entregada en 1928 y además de las oficinas en los dos pisos altos, en la planta baja contaba con bodegas que miraban hacia la calle y en las que se almacenaban y vendían los productos “estancados” (alcohol, tabaco y sal), que se cerraban con novedosas cortinas de hierro enrollable, importadas de Inglaterra.

El edificio permaneció en manos del Estado por largos años, destinándose a diversos propósitos, incluido Ministerio de Economía en la década de 1960, hasta que fue subastado en el Gobierno de Jaime Roldós Aguilera; siendo adquirido por la señora María González Bolaños, que instaló allí el Colegio Bolivariano por algún tiempo antes de trasladarse al sector de La Marín, quedando el edificio para arriendos comerciales. Se encuentra en venta desde el año 2014.

Arquitectura

Detalle del coronamiento de la ochava esquinera, con el
medallón en el que se encuentra el nombre de la institución.
Imagen: Google Street View (2014).
El edificio es de lenguaje ecléctico, con una mezcla entre los estilos neoclásico y art-nouveau, quizá uno de los pioneros de la ciudad en utilizar el segundo. Posee tres pisos de altura y se encuentra ubicado en un predio esquinero, por lo que el arquitecto Russo jerarquizó su fachada hacia el ángulo con una ochava coronada por un medallón neoclásico en el que se lee el nombre de la institución para la que fue concebido.

Simétrico por ambos frentes, el nivel de la calle posee zócalo de piedra a media altura y almohadillado de yeso en la segunda mitad. Cinco puertas se abren a cada lado donde otrora fueron las bodegas de estancados y hoy funcionan diferentes locales comerciales, además de una adicional en la ochava que constituía el ingreso principal.

Los pisos altos poseen amplias ventanas de vanos rectangulares en simetría con las bodegas de la planta baja, todos cerrados por estructuras de madera en estilo cuadriculado art-nouveau, separadas entre sí por pilastras decorativas adosadas a las columnas y que alcanzan los dos niveles para rematar en capiteles jónicos. Los vanos del segundo piso poseen antepecho de esbeltos moriscos que en la ochava esquinera se convierten en un pequeño balcón que ayuda a jerarquizar el ingreso del nivel de la calle.

El edificio de la antigua Dirección General de Estancos destaca en la historia arquitectónica quiteña por poseer los primeros pórticos de hormigón armado de la ciudad, además de que el cemento y el hierro para su estructura fueron importados de Inglaterra.

Galería

Grabado antiguo del Arco de la Reina, en el que se puede ver
la casa colonial que ocupaba el predio, con lo que parece ser
un balcón de estilo limeño.

Vista general del edificio. Imagen: Google Street View (2014).

Detalle de los pisos altos en la fachada oriental, hacia la calle
García Moreno. Imagen: Google Street View (2014).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario