2/13/2015

Club Pichincha (Residencia Albornoz Sánchez)


Dirección: calles Jorge Washington y Ulpiano Páez, esquina
Sector: La Mariscal
Año de construcción: 1933
Arquitecto: Rubén Vinci Kinard
Estilo: ecléctico
Premios: Ornato 1933
Uso actual: social privado


Historia

Fue ordenada por el abogado ambateño Alfredo Albornoz Sánchez, y construida por el mexicano Rubén Vinci Kinard, autor de las principales muestras de la corriente ecléctica en la ciudad de Quito. Terminada en 1933, recibió el Premio Ornato el mismo año.

A finales de la década de 1950 fue adquirida por Ramón Gonzáles Artigas, quien en 1968 la cedió al Club Pichincha, uno de los más exclusivos círculos aristocráticos de caballeros que existieron en la capital ecuatoriana, y que tenía casi un siglo de existencia en su local de la calle García Moreno, en el Centro Histórico.

En la actualidad el edificio es ocupado por un club del mismo nombre, pero que nada tiene que ver con el original. La planta alta es ocupada para vivienda del conserje y su familia, mientras que los espacios del club se encuentran en los salones de la planta baja. Los jardines, uno de los pocos que se mantienen de las grandes mansiones del sector, tienen diversos usos.

Arquitectura

Tiene una peculiar volumetría poco funcional, con un sistema adoptado hacia la esquina del terreno, reminisencias de castillos europeos, remates renacentistas y detalles de balcones coloniales.

El acceso principal desde la calle Washington conduce a un amplio recibidor cuadrangular, a la sala principal y un hall de doble altura originalmente cubierto por una estructura de hierro y vidrio, y que contiene la gran escalera en forma de "L". La sala y el comedor se disponen uno hacia cada una de las fachadas, dejando un pequeño jardín esquinero entre ambas. La cocina se ubica en la parte posterior y el resto de espacios corresponden a salones complementarios y de circulación.

En el segundo piso la escalera remata en un amplio distribuidor hacia los dormitorios. De este nivel nace una escalera de caracol que conduce a las terrazas y a dos habitaciones aisladas que servían como gabinetes de trabajo y miradores.

Galería





Fuente: Guía Arquitectónica de Quito.
Imágenes: Diario La Hora, personales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario