Buscar en Los ladrillos de Quito

Casa Pérez Pallares


Dirección: calles Venezuela y Chile, esquina
Sector: Centro Histórico
Año de construcción: 1916
Arquitecto: Fernando Pérez Pallares
Estilo: Art noveau
Premios: Patrimonio de la ciudad
Uso actual: municipal

Ubicada en la esquina de las calles Chile y Venezuela, en pleno corazón del Centro Histórico de la ciudad, la Casa Pérez Pallares tiene una ubicación privilegiada dentro del marco de edificaciones que conforman la Plaza Grande o Plaza de la Independencia. Sus detalles no solo arquitectónicos, sino también históricos la vuelven, además, un referente de la ciudad y de la nación ecuatoriana.

La más importante de las historias que se tejen en torno a este palacete reedificado desde cero a inicios del siglo XX, es que desde uno uno de los balcones de la casa original Manuela Sáenz arrojó una corona de laurel al libertador Simón Bolívar, cuando este hacía su entrada triunfal a Quito por la calle Chile, tras sellarse la independencia de la nación en 1822. Aquel día 16 de junio, y en esta misma esquina iniciaría una historia de amor en tiempos de guerra que toda América conoce.

A inicios del siglo XX la casa colonial fue adquirida en remate por la Fundación Pérez Pallares, y en 1914 Fernando Pérez Quiñónes decidió derrocarla para construir el actual edificio con su hijo Fernando Pérez Pallares, que se había graduado de arquitecto en París y le confirió sus característicos elementos art nouveau. En 1924 el inmueble fue arrendado a Isaac J. Aboad para convertirlo en el Hotel Metropolitano, quien amobló y decoró los interiores con objetos traídos desde Chicago expresamente para tal fin.

El Metropolitano cerró sus puertas en 1946 y el edificio entró en un proceso de deterioro y tugurización, al igual que gran parte de las edificaciones del Centro Histórico. Sin embargo, en 1992 fue adquirido por el Municipio de Quito, que lo restauró para instalar allí algunas oficinas de su creciente aparato burocrático y un restaurante con cafetería de lujo para fines turísticos en la planta baja. Estos trabajos estuvieron a cargo del arquitecto Fabián Espinosa, y fueron acreedores del Premio Internacional y Nacional de Rehabilitación del Patrimonio Edificado en la VII Bienal de Quito y obtuvieron una Mención de Honor en La Habana.

El inmueble posee cinco plantas, divididas en un subsuelo y cuatro pisos sobre el nivel de la calle. En sus salones de protocolo, ubicados en el tercer piso, se han desarrollado importantes encuentros políticos y sesiones solemnes de la Presidencia de la República y el Cabildo capitalino. Desde sus ventanas se pueden apreciar varias de las más icónicas construcciones de la ciudad de Quito: la Plaza Grande con el Monumento a los Próceres del 10 de Agosto de 1809; el Palacio de Carondelet, el Palacio Arzobispal, la Catedral Primada, el Centro Cultural Metropolitano y el Palacio Municipal.

El edificio fue nuevamente recuperado en la década de 2010 para elevar sus condiciones de habitabilidad a la disposición original de espacios y convertirlo nuevemante en un hotel de lujo en el futuro.


Interiores

Patio Central de la Casa Pérez Pallares, cubierto.

Apartamentos de Protocolo (Salón de Música).

Apartamentos de Protocolo (Salón de Baile).

Apartamentos de Protocolo (Antecámara del Salón de Baile).


Apartamentos de Protocolo (Antecámara del Salón de Música).


Apartamentos de Protocolo (Salón de los Libertadores).

Apartamentos de Protocolo (Despacho).





















































Referencias

  • Ortiz Crespo, Alfonso; Peralta, Evelia; Moreira Viteri, Pablo (2004). "Quito, guía de arquitectura", tomo II, pp. 22-23. Sevilla: Xunta de Andalucía. ISBN 84-8095-365-9.
  • Bastidas, Vicente (1990). "Informe sobre la casa de la Fundación Pérez Pallares". Quito: FONSAL - Dirección de planificación del Municipio de Quito.
  • Alvarado Dávila, Mauricio. "Los orígenes de los ecuatorianos - Geneaología de Fernando Pérez Quiñones", Geneanet.
  • Anuncio publicado en Diario El Comercio el 21 de junio de 1924, recopilado por Luis Azuero el 6 de enero de 2017.

1 comentario:

  1. Muy lindala casa, fue construída por mis bisabuelos. Debe ir a re-conocerla

    ResponderEliminar