Buscar en Los ladrillos de Quito

Casa Alarcón-Ribadeneira (Villantigua)

La casa vista desde la calle Jorge Washington. Imagen: propia (2017)

Dirección: Jorge Washington, entre Leónidas Plaza y José Tamayo
Sector: La Mariscal
Año de construcción: 1940
Arquitecto: Raymond Meriguet, Elvira Ribadeneira
Estilo: de transición
Premios: -
Uso actual: residencial


Carlos Alarcón Bustamante (izq), junto a Ramón Castro
Jijón (centro) y Gonzalo Pérez (der), en el año 1964.
Imagen: archivo personal de Juan Alarcón Ribadeneira.


Historia

Junto con otros dos que se vendieron con el tiempo, el lote que hoy ocupa esta casa fue uno de los primeros adquiridos cuando el sector comenzó a urbanizarse a finales de la década de 1930. Según su propietario actual, las tierras habrían sido parte de un proyecto concebido por el arquitecto uruguayo Jaime Jones Odriozola para el Plan Regulador de Quito.

El propietario original del predio y el inmueble fue Carlos Alarcón Bustamante, político conservador que llegó a ser concejal de la ciudad en 1964, durante la alcaldía de Gonzalo Pérez y la presidencia de Ramón Castro Jijón, este último quien dirigía la Junta Militar de Gobierno.

La casa se construyó en el año 1940 bajo el diseño de Elvira Ribadeneira Armendariz, estudiante de la Escuela de Bellas Artes de Quito y esposa de Alarcón, que la concibió de acuerdo a su gusto personal y a los usos específicos que le daría la familia. Sin embargo, el nombre que aparece en los permisos municipales y en los planos es el del dibujante francés Raymond Meriguet, más conocido por ser esposo de la activista comunista Nela Martínez.

Raymond Meriguet.
Imagen: El Telégrafo
Meriguet no era un arquitecto formal, aunque sus dotes para el dibujo técnico le ayudaron siempre a vincularse con estudios parisinos especializados en la construcción, y tras migrar a Quito en el año 1936 (huyendo de Europa pues era un comunista y activista contra los nazis) continuó con esta profesión y se hizo de un buen nombre en el área, casándose con Nela Martínez en 1951.

La casa fue convertida en hotel en la década de 1990 y se mantuvo así hasta el 2008, año en que cerró sus puertas debido a que la South American Explorer, entidad que le proveía de los turistas, fue cerrada por el Gobierno nacional. Es durante esta etapa, en la que Carlos Alarcón atendía el lugar, que la casa tomó el nombre comercial de Villantigua.

En la actualidad la casa le pertenece a Juan Alarcón Ribadeneira, hijo de los propietarios originales, que incluso nació en la habitación principal de la casa, como se estilaba en aquella época.


Arquitectura

Antiguo vestíbulo, hoy convertido en sala de tránsito. Se
aprecia el cuadro alargado que perteneció a la Quinta La
Delicia, en Cotocollao. Imagen: propia (2017).
La casa responde a un estilo de transición entre los historicismos y la arquitectura moderna, reflejándose en los estilos neocolonial e internacional que son los que predominan, aunque se puede encontrar también elementos expresionistas.

El inmueble se ubica al centro del terreno, rodeado de jardines de estilo inglés por sus cuatro costados. La estructura de planta rectangular se desarrolla en dos niveles, ocupando las áreas sociales y de recibimiento el primero, y las habitaciones familiares el segundo.

Un volúmen separado de la línea de fachada la jerarquiza y remata con una gran ventana panelada en el piso alto. El techo es de teja española. El ingreso original, que se encontraba junto al garaje por el lado occidental, fue convertido en un solarium y la puerta movida a la fachada norte, con vista directa al jardín delantero, justamente en el volúmen antes mencionado.

En lo que se refiere a los interiores del inmueble, la distribución y gran parte de los acabados responden al estilo historicista neocolonial, pero también se pueden apreciar elementos de la arquitectura internacional y detalles del expresionismo.

La escalera, diseñada por la propietaria. Se
aprecia el solarium, que antiguamente fue el
ingreso principal de la casa.
Imagen: propia (2017).
La escalera, diseñada por la escultura y propietaria Elvira Ribadeneira, posee una estructura completamente de hormigón que responde precisamente a la corriente expresionista, aunque también recuerda un poco a las construcciones de Antoni Gaudí en Barcelona, y por ello quizá constituye el elemento arquitectónico más importante al interior de la casa.

El piso es de parqué y las paredes se encuentran paneladas en madera oscura en gran parte de las estancias del piso bajo; el techo posee vigas vistas también de madera oscura y talladas, tan características de la arquitectura neocolonial. Los vanos de la ventana, por otra parte, responden claramente al lenguaje internacional.

La decoración incluye elementos privados de la familia, entre las que destacan un busto tallado por Elvira Ribadeneira, una pintura de bastidor esbelto que estuvo en la Quinta La Delicia de Cotocollao (propiedad del abuelo materno de Carlos Alarcón).

Es destacable la amplia colección de fotografías de la familia con un sinfín de importantes políticos de diferentes épocas, entre los que destacan alcaldes de la ciudad como Gonzalo Pérez y Sixto Durán-Ballén, y presidentes como Ramón Castro Jijón, José María Velasco Ibarra y Camilo Ponce Enríquez.

Galería

Si desea observar más imágenes de la casa, favor ingresar a ESTE LINK (Flickr).

Referencias

  • Alarcón, Juan (propietario). Entrevista personal realizada el 8 de agosto de 2017.
  • Achig, Lucas (1981). "El proceso urbano de Quito", p.80. Quito: Centro de Investigaciones CIUDAD.
  • Gomezjurado Zevallos, Javier (2015). "Quito: historia del Cabildo y la ciudad", p.537. Quito: Instituto Metropolitano de Patrimonio - IMP.
  • "Raymond Meriguet, figura antinazi del Ecuador de los 40", 14 de agosto de 2013. Quito: Diario El Telégrafo.